Operación Cangrejo Negro consolidará la recuperación ambiental de Providencia tras paso del huracán Iota

Por : Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

Bogotá, 25 de noviembre de 2020. Luego de su visita a Providencia por el paso del huracán Iota, el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible Carlos Eduardo Correa anunció la Operación Cangrejo Negro, un plan de restauración para la isla en los próximos 100 días, que se realiza en conjunto con las entidades del Sistema Nacional Ambiental (Sina). Esta semana el personal se desplazó a la isla para iniciar las actividades.

Este proyecto contempla labores de análisis, verificación de daños ecosistémicos y restauración ecológica por parte de los equipos técnicos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi, el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andréis (Invemar), Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) y la Corporación Coralina.

“Estamos unidos con nuestras entidades del Sistema Nacional Ambiental por un mismo propósito: la recuperación de Providencia. En esta ocasión, sumamos toda la capacidad científica y la experiencia de nuestros equipos técnicos para restaurar y convertir a la isla en la más sostenible del mundo”, aseguró el ministro Carlos Correa.

Desde el Ministerio de Ambiente, el jefe de la cartera ambiental mencionó que ya se encuentran en la isla cuatro profesionales de la Dirección de Cambio Climático y Gestión de Riesgo y del Sistema Integrado de Gestión.

Por otro lado, el Ideam desplegó un equipo de once profesionales expertos en meteorología, hidrogeología, ingeniería ambiental y ecosistemas quienes se encargan del servicio de meteorología aeronáutica en los aeropuertos de San Andrés y Providencia, labores de observación de superficie y radiosonda y diagnóstico ambiental, además liderarán la primera Mesa Agroclimática en las islas.

Así mismo, el Instituto Humboldt ha dispuesto un equipo conformado por tres investigadores para la elaboración de la evaluación de los daños en la flora y fauna terrestre. El diagnóstico de los daños se realiza, particularmente, en el ecosistema de bosque seco tropical.

Los profesionales del Humboldt son un biólogo con doctorado en restauración ecológica, un ingeniero forestal con doctorado en conservación de bosques y una médico-veterinaria con doctorado en medicina de la conservación. Esta última se encarga de evaluar la atención médica inmediata y la recuperación de diversas especies en la zona.

Desde el Instituto Sinchi, por su experiencia en temas de restauración ecológica y establecimiento de viveros, participan en esta etapa de la Operación tres profesionales: dos biólogos y un auxiliar en investigación. Entre ellos se encuentra el director del Herbario Amazónico Colombiano y un magíster en Etnobotánica.

Este equipo técnico apoya el diagnóstico de los impactos, la selección de las especies idóneas y el diseño de la estrategia para la restauración ecológica, la búsqueda y selección de árboles semilleros de especies nativas identificadas y el establecimiento de viveros, propagación y siembra de árboles en terreno para la soberanía alimentaria.

Además, el Invemar realiza la evaluación ecológica de las condiciones de los sistemas marinos y costeros y formula una propuesta de recomendaciones para la restauración de condiciones ambientales en conjunto con las comunidades locales. El grupo que acompaña la Operación es experto en cambio climático y ordenamiento espacial marino, restauración de vegetación costera, erosión y gestión del riesgo por amenazas como huracanes. Previamente, ocho investigadores de la entidad, expertos en biodiversidad marina y manglares, desarrollaron el levantamiento de información.

Parques Nacionales Naturales, a través de su equipo de guardaparques del Parque Nacional Old Providence Mcbean Lagoon, apoya actividades de restauración ecológica de los ecosistemas de bosque seco, manglar, corales y pastos marinos; además de la reconstrucción de la infraestructura para el ecoturismo y el desarrollo de la demarcación de las zonas del parque.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, en articulación con la Dirección de Asuntos Ambientales Sectorial y Urbana del Ministerio y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, desarrolla actividades de selección de la localización de la escombrera y apoya el proceso de separación de materiales y reciclaje con la identificación de empresas sostenibles que trabajan este tema.

Adicionalmente, la Anla genera imágenes satelitales junto con el Sistema de Información Ambiental Colombiano (Siac), la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI), el Ideam y el Ministerio de Ambiente.

Por último, la Corporación Coralina, con jurisdicción en el Archipiélago, dispuso de un equipo de biólogos y personal terrestre para la recopilación de datos de afectación de fauna y flora en la isla. De igual forma, biólogos marinos y buzos profesionales, vinculados al programa BanCO2, revisan la afectación de corales y especies marinas como el caracol pala, la langosta espinosa y el pez loro, entre otros; mientras que ecólogos evalúan el estado de los ecosistemas.

Así, el Sistema Nacional Ambiental contribuye con soluciones basadas en la ciencia a la restauración de nuestros ecosistemas, aunado a los esfuerzos que lleva a cabo el Gobierno Nacional para la recuperación de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.